Cuarentena para minimizar el avance del Coronavirus

Este gráfico es muy importante para explicar la drástica medida del estado de Cuarentena en el Perú.

Las barras naranjas muestran el número oficial de casos diarios en la provincia de Hubei: Cuánta gente fue diagnosticada ese día. Las barras grises muestran los casos reales diarios de coronavirus. El Centro Nacional de Epidemiología chino lo calculó preguntando a los pacientes durante la fase de diagnóstico cuándo habían empezado sus síntomas. Es importante destacar que estos casos reales no se conocían entonces. Sólo podemos calcularlos mirando atrás: Las autoridades no saben que alguien acaba de empezar a tener síntomas. Sólo lo pueden saber cuándo acude a la consulta y obtiene un diagnóstico. Lo que esto significa es que las barras naranjas muestran lo que las autoridades sabían y las grises lo que en realidad estaba ocurriendo. El 21 de enero, el número de nuevos casos diagnosticados (naranja) se dispara: se registran alrededor de 100 casos nuevos. En realidad, ese día hubo 1,500 nuevos casos, creciendo exponencialmente. Pero las autoridades no sabían eso. Lo que supieron es que de repente habían aparecido 100 nuevos casos de esta nueva enfermedad. Dos días después, las autoridades aislaron Wuhan. En este punto, el número de nuevos casos diarios diagnosticados era de 400. Apunta este número: la decisión de cerrar la ciudad fue tomada cuando se detectaron 400 nuevos casos diarios. En realidad, hubo 2,500 nuevos casos ese día, pero ellos no sabían eso. Al día siguiente, otras 15 ciudades de Hubei fueron aisladas. Hasta el 23 de enero, cuando Wuhan cierra, puedes mirar a la gráfica gris: crece exponencialmente. Los casos reales se estaban disparando. Tan pronto como Wuhan queda aislada, el número de casos empieza a remitir. El 24 de enero, cuando otras 15 ciudades se aíslan, el número de casos reales (en gris) se detiene. Dos días más tarde, se alcanza el máximo número de casos reales y desde entonces ha ido descendiendo. Nótese que los casos en naranja (oficiales) aún crecían exponencialmente: Durante 12 días más, parecía que la enfermedad estaba aún en auge. Pero en realidad ya no lo estaba. Esto simplemente era un reflejo de que los pacientes tenían síntomas más marcados, estaban acudiendo a la consulta más frecuentemente y el sistema de identificación era más robusto. Este concepto de casos oficiales y casos reales es importante. Lo recordaremos más adelante.

El resto de regiones de China estuvieron bien coordinadas por el gobierno central y actuaron de manera inmediata con medidas drásticas. Este fue el resultado:

Cada línea plana es una región china con casos de coronavirus. Cada una de ellas tuvo el potencial de convertirse en exponencial, pero gracias a las medidas puestas en marcha a finales de enero, todas ellas detuvieron el virus antes de que pudiera extenderse. Mientras tanto, Corea del Sur, Italia e Irán tuvieron un mes entero para tomar nota(¿aprender?), pero no lo hicieron. Empezaron con el mismo crecimiento exponencial de Hubei y sobrepasaron cada una de las regiones chinas antes de finales de febrero.

La fórmula real de infectados

Primero, a través de las muertes. Si hay muertes en tu región, puedes usar esa información para estimar el número actual de casos reales. Sabemos aproximadamente cuánto tarda una persona de media desde que se contagia del virus hasta que fallece (17.3 días). Esto significa que una persona que falleció en el estado de Washington el 29 de febrero, probablemente se contagió sobre el 12 de febrero. Con esto, ya sabemos la tasa de mortalidad. Para este escenario, estoy usando 1% (hablaré más adelante de los detalles). Esto significa que, sobre el 12 de febrero, ya había unos 100 casos en esa zona (de los cuales, uno acabó en muerte 17.3 días más tarde).

Ahora, usando la media de tiempo que el coronavirus tarda en duplicarse (es decir, el tiempo de media que tardan en duplicarse los casos) es 6.2 esto significa que, en los 17 días que tardó esta persona en fallecer (¿antes de que esta persona falleciera?), los casos tendrían que haberse multiplicado por 8 (2^(17/6)). Esto indica que, si no se están diagnosticando todos los casos, una muerte hoy implica 800 casos reales hoy.

Fuente: www.medium.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *